Centro de Formación Profesional

Bajankusoor

Durante el trascurso de la construcción de la obra del CEM KAMANAR, nos dimos cuenta que existía cierto grado de desconocimiento de los oficios primarios relacionados con las principales actividades económicas del entorno de la Casamance. Y por lo tanto no existía una transmisión de conocimiento hacía los nuevos aprendices: los jóvenes. Esto provoca una falta de oportunidades y alienta la emigración a grandes ciudades o incluso a Europa, estancando las economías de cercanía. El objetivo principal es generar economías locales y a poder ser circulares, por medio de la implantación de nuevos proyectos que sean innovadores en la zona y que activen negocios familiares generando pequeños negocios que estimulen la economía de la zona.

El proyecto está siendo desarrollado por el estudio dawoffice y se plantea con la misma estructura de gestión del CEM KAMANAR. El nombre de Bajankusoor para el proyecto de la escuela de oficios surge del nombre que recibe tradicionalmente el lugar donde los sabios locales de estas áreas del sur de Senegal se sientan a pensar, a discutir y toman decisiones que vertebran el curso de la sociedad. Es el Foro del pueblo o conjunto de pueblos.

El proyecto se basa en un espacio de central común, que articula las prácticas comunes de todos los talleres de formación; es el espacio Bajankusoor. De forma radial este espacio sirve de rótula a las diferentes áreas de desarrollo educativo del centro.

El ágora es el espacio de síntesis del proyecto, en el que se junta lo técnico y lo artístico, lo aprendido y lo que se ofrece a los demás. Se entiende como un espacio multidisciplinar, en el que van a converger los conocimientos adquiridos y herramientas disponibles en los talleres. Serviría a su vez como espacio de exposiciones, de confluencia de lo generado tanto en los diferentes talleres como en esta sala polivalente.

Circunscribiendo el Ágora se desarrollan los diferentes talleres: Tierra, Madera, Metal, Electrico-mecánico, Textil, y de Alimentación. Cada uno equipado con el material necesario para el desarrollo educacional propio, y con necesidades espaciales adecuadas a las actividades a desarrollar.

Por último, se ha proyectado un bloque común que tiene el siguiente programa de necesidades y que complementa el funcionamiento adecuado del centro de formación:

1. Aulas teóricas. son elementos de soporte a la formación impartida en el taller. Se diseñan como espacios independientes que tienen la posibilidad de juntarse en un único espacio conjunto.

2. Sala de informática. Es también un espacio de soporte, pero en este caso con ordenadores para los alumnos.

3. Área de administración. Espacio que cuenta con una zona independiente para la dirección del centro y una zona de trabajo para el personal administrativo.

4. Instalaciones. Se plantea una zona de servicios/instalaciones colectivas con lo necesario para la distribución de los recursos obtenidos mediante sistemas de captación de energía renovable.

5. Espacio Docente. Para el personal docente, se reserva un espacio común, para el trabajo de organización y preparación, las reuniones y el descanso entre clases i/o talleres.

6. Servicios. El espacio de baños se divide entre masculino y femenino, reservando unos exclusivos para el profesorado.

7. Vestuarios. Los vestuarios suponen el espacio de transición del alumnado entre el pueblo y el centro. El alumno/a se viste allí adecuadamente para el curso correspondiente y dispone de taquillas para dejar allí lo que considere.

Cesta de compras